30/7/09

muy recomendable para pasar el frío... solo o con alguien: http://www.lustfilms.com/

25/6/09


El tiempo pasa, es un hecho. Pero pasa de distintos modos.
Hay personas que atrasan ese paso agarrándose a los recuerdos… los mastican, los escupen, los vuelven a tragar y duermen con ellos cada noche. Hay personas que siguen el trote de los segundos y guardan los recuerdos en cajas dignas para rendirles honores cuando se les ocurre abrirlas. Hay personas que saltan sobre las agujas del reloj como jugando al elástico… entre salto y salto borramos el rastro de los años y todas las caras son hermanas y todas las caras son extrañas.
Claro, no cuesta nada cuando el pasado se hace presente y lo vuelves a abrazar o a insultar, ¿pero cuando es y será solo pasado? Los saltadores del elástico no sabemos lidiar con él, no sabemos respetarlo ni conservarlo… la palabra “plumazo” se quiere poner entre estas líneas.

Es curioso que para personas como nosotros la frase “es cuestión de tiempo” tenga tanto sentido. Claro, es cuestión de tiempo para que todo momento memorable pase a ser parte de un paisaje desértico sin dunas ni grietas, sin olores, sin sabores, sin penas. Es cuestión de tiempo volver a tener la mochila vacía y caminar con una adolescencia insultante.
No sabemos si vale la pena o no, simplemente no podemos llorar por la leche derramada, ¿preguntarnos por lo que se quiso y no se hizo? ¿por lo que se pudo y no fue? Esas preguntas no están en nuestro rosario. Pero a veces nos viene una duda sobre lo patológico de nuestra relación con lo que deja de existir. Suele sucedernos junto con el frío del invierno.

yus loves science

20/6/09

Hoy me enteré de que algo que yo creía mito, en realidad estaba basado en evidencia científica. Que las rayas horizontales te hacen ver más gordo/a no es una cosa transmitida de generación en generación como otros mitos (que la boca te queda chueca si tomas algo caliente y sales al frio, que la crema Nivea en pote hace que salgan pelos, que si te duermes con cáscaras de plátano en los calcetines logras tener fiebre).
Bueno, el dichoso supuesto mito de las rayas horizontales es un descubrimiento de un físico y fisiólogo alemán que no sé cómo logró determinar que estas rayas hacían que uno se viera un 6% más gordo.
Pensando que se trataba de un alemán chanta, lo busqué y me encuentro con que es el primero en pensar que la energía jamás se pierde, sino que se conserva. O sea, nada de chanta.

Y bueno, todo esto me llama la atención porque desde abril que me toca trabajar con señores provenientes de distintas ramas de las ciencias naturales, lo que me hace estar hipersensible a todo lo que tenga que ver con predecir a partir de evidencias.

He aprendido cosas muy interesantes y raras (apuesto que ninguno de uds sabe lo que es un extremófilo o que la continuidad de la materia es nuestra aproximación natural a las cosas que tocamos cuando en realidad “jamás tocamos nada”… y tantas otras cosas que no explicaré aquí). Entre las cosas que me han sorprendido, están las discusiones acerca del origen de la vida. Me enteré de que el big bang ya es cosa añeja para algunos y que estamos lejos de saber por qué respiramos (ni preguntar para qué)… y me acuerdo de las cosas que pensaba cuando niña (si la tierra gira y yo salto ¿caeré en el mismo lugar?, ¿por qué soy yo y no ese gato? ¿el agua moja debajo del agua?) hasta que tengo un flashback que me deja extasiada: el programa Creaciones.

Siempre he tenido problemas para dormir más allá de las 9 am (a menos que me haya acostado muy muy tarde), así es que la carta de ajuste era mi máxima entretención los domingos por la mañana. Veía los angelitos camarógrafos y maquilladosres del 13, Teleduc y luego empezaba Creaciones con Jorge Dahm… si hubiese sido niña ahora, creo que jamás habría visto semejante programación, pero como no había más, me parecía que Creaciones y toda su “cultura entretenida” eran lo máximo (imagino que sería equivalente pensar que mi hijo rayara con Tierra Adentro, porque no tiene nada más que ver). ¿Y por qué me acordé de este programa? Bueno, porque ahí vi una animación que me dejó pensando como de los 9 años a los 14, cuando empecé a pensar en otro tipo de cosas.

Esta animación era parte de una trilogía hecha con música docta. La animación que me trastornaba tenía al bolero de Ravel de fondo y mostraba a un astronauta tirando una botella de cocacola en algún planeta lejano; las gotitas de la botella comenzaban a mutar hasta que se creaba toda una nueva especie. Como yo estaba en un colegio de monjas, esa imagen me descolocó y me hizo empezar a pensar en teorías que no tenía con quién compartir.
Gracias a san youtube, he podido volver a ver esta magnífica animación… ojalá que uds también la disfruten. Yo iré a mostrársela a mi hijo.






:'(

24/5/09

Este fin de semana perdí al macho más valiente, al que más tiempo se ha atrevido a vivir conmigo (y no exagero tanto porque solo estoy excluyendo a mi abuelo en el cálculo del tiempo). El único macho que me esperaba a la hora que fuera para darme la bienvenida y meterse conmigo en la cama sin preguntar dónde ni con quién.

Naciste en diciembre, en uno de esos raros días de diciembre donde llueve y hace frío. Por eso, tus hermanos no lograron sobrevivir y fuiste el único que logró sacar adelante los genes de tus padres... esto te dio tu nombre porque eres duro de matar. Viviste algo así como un año o más con una compañera de colegio y, como nunca te agradaron los departamentos, mi compañera supo que lo mejor era dejar que yo, que tenía patio, me quedara contigo.

Y así empezó nuestro amor… los primeros dos días conmigo no nos vimos las caras, porque solo atinaste a meterte bajo mi cama. Luego del temor inicial, todo fue regaloneo. Hubo tiempos en los que eras el sujeto que yo más extrañaba cuando tenía que irme lejos.

Y conociste a mis amigas y también las quisiste y ellas también te quisieron a pesar de la alergia. Memorable era tu gusto por la poesía, queriendo apropiarte de la primera edición de un libro de Braulio Arenas propiedad de David Preiss (remember Su?). Gracias a ti, mi madre descubrió su propio mantra mientras intentaba resguardar su desayuno: sale de ahí!, Bruce, Bruce, sale de ahí! Bruce, Bruce (todo esto acompañado del chispero de la estufa).

Y nunca pude eliminarte de mis fantasías clínicas… siempre pensé que sería completamente terapéutico que un paciente abriera la puerta de la consulta de su psicoanalista y estuvieras tú, con esa mirada serena y el pelo blanco reluciente de tu pecho… el shock haría desaparecer las vanas preocupaciones y el ronroneo los llevaría a nacer otra vez.

Y enfrentaste nuevamente a la muerte gracias a un perro con dueño idiota que te dejó con un neumotorax y yo cancelando mis vacaciones para alimentarte con una jeringa... qué susto me hiciste pasar.

Y, y, y... hasta los que aborrecían a los de tu especie, te amaron… y yo te amé como no haré con nadie de ninguna especie.

Comentaba lo mucho que te quería sin saber que sería la última vez que te vería. Bue… solo espero que no hayas sufrido y sigas resguardando invisiblemente mis idas y regresos.

Qué pena tengo.

(Salúdame al Rucio, a Piki, Fito, Pepito, Macuco, Coliflorverdepepino, Chumingo, Moria y Chus).


Estoy segura que estos monos los hicieron pensando en nosotros: http://catandgirl.com/

chinoy

11/5/09


Les juro que lo he intentado. Lo puse en mi reproductor hace varios meses, me hice su fan en facebook, me he zampado varios discos sin interrupciones y con oído atento y desprejuiciado.
Qué lindas letras… mmm… “carne y alma de gallina en el frio todo tieso, falta que regalen besos por ser flor de desatino”... pero ay!, ¿por qué tiene que cantar así? ¿por qué solo una guitarra medio monótona? (y no es que no me gusta el guitarreo, pero por favor escuchen a Kaki King primero…a tantos otros) ¿"corazón con condón":P?
Dicen que tiene actitud punk… a mi solo me malrecuerda a Silvio Rodríguez.

Quizás tengo que verlo en vivo, en fin...lo siento amigos míos, no hay caso, Chinoy no me gusta.

aburrido

18/4/09


Cuando era niña, el aburrimiento era una sensación común. No tenía hermanos ni vecinos amigos, no existía el play station ni la internerd y las consolas de juego portátiles eran de una fomedad infinita.
Me aburría mucho, lo que me hizo desarrollar interesantes habilidades para dibujar y escribir wevadas, pero el aburrimiento seguía ahí… como un dolor de guata persistente.
Hoy estoy aburrida así como cuando era niña y ni la play ni la internerd me ayudan. Aburrirse es un síntoma de no tener disciplina, creo yo. Disciplina en el sentido que le da mi amiga Su.
Me aburro fácil, pero ya no es como hace titantos años atrás porque ya no persigo a mi mamá diciendo “estoyaburridaestoyaburridaestoyaburrida…” pareciera que para los noniños el aburrimiento debiera ser algo asumido con dignidad, un estado latente que hay que tolerar como se tolera la progresiva flacidez de los tejidos.

¿Con qué puedo entretenerme? Cuando me aburría de niña dibujaba, pero ahora el aburrimiento lo enfrento de maneras menos elevadas. Cuando me aburro suelo entretenerme molestando a alguien, pensando que nada es suficientemente entretenido para mí y las miles de cosas que sí lo son, pero que no puedo tener. Me vuelvo una onanista subliminal, pajeándome con posibilidades imposibles.
El manejo del aburrimiento involuciona con los años y yo me pongo cada vez más irracional al decidir que esto ya no es suficientemente divertido. Qué paja.
Me "entretiene" pensar que algún día podría llegar a trabajar en el Cesmec y vestirme de astronauta para quemar árboles de pascua, calentadores de cama y maniquíes, ¿eso sería suficientemente entretenido? Ser una mujer sin culpas ni complejos y acostarme con Pedro, Juana y todos los Diegos posibles, ¿cuánto tiempo podría entretenerme? Recortar revistas y armar collages que harían desfallecer a Arturo Duclos ¿dirvertido? ¿ser vicepresidenta de la directiva de apoderados?

Pensé que escribir y publicar esto me sacaría de la lata, pero no. No me gusta esto, quiero aburrirme como cuando era niña.

radiohead, las frutillas con queso y el erotismo

31/3/09


Los recitales de Radiohead absorbieron mi energía y mi trabajo no me ha dado mucha tregua, así es que este post viene atrasado, por no decir retardado.

Como varios leyeron y experimentaron, los días previos al 26 y 27 me colmaron de una ansiedad inusitada y en mi cabeza solo cabían pocos pensamientos.

Pero llegó el día… y claro, completo estrec porque el jueves yo tenía una reunión hasta las 8:30. Afortunadamente pude arrancarme, dejando eso sí una estela de duda entre los participantes de esa reunión: ¿por qué esta amable señorita estuvo toda la reunión con vestidito y zapatitos de charol y luego vino a despedirse con 2 hrs de anticipación vestida de jeans y zapatillas?

En fin, el asunto es que huí de mi trabajo con el corazón en la boca (no por culpa, sino por apuro para agarrar una buena ubicación “general”). El inicio me casi me pilla en el baño, pero bue… partió la cosa con 15 pasos (o son escalones?)… debo confesar que no me emocioné todo lo que esperaba y, a ratos, incluso sentí que la cosa desafinaba… los temas pasaron, canté, salté y fui feliz a pesar de mis desconocidos y apagados compañeros de metro cuadrado. Apagué la luz, dormí y desperté con dolor de cuello por estirarlo tanto pa poder ver algo. Fin del primer recital.

El viernes comenzó con una reunión con mi ultra jefe (you know… el indiana jones de la educación) y mi cabeza estaba en cualquier parte… creo que de 20 frases, dije unas 2 coherentes. La reunión se acabó tipo 1:30, almorcé pensando en mi supervivencia (porque hasta el hambre había desaparecido en mí) y partí al nacional.

El apretuje empezó para mí antes de Kraftwsjhdjhvsagerk (le dejo el comentario de los teloneros a OMA), o sea, tipo 7:30. Finalmente, el apretuje se volvió insoportable al constatar que a unos pocos metros del escenario había un escaloncito cagón que te hacía estar tan cerca, tan lejos… porque no veías un carajo. Horror, estar en esa línea entre escaloncito y no escaloncito te hacía víctima fácil de la asfixia… hasta que empezó Creep y descubrí que me creo más choriza de lo que soy, así es que no me quedó otra que retroceder lejos del fanatico irracional y más cerca del fanático adultojovenfomequelegustanloscedesdejazz.

A diferencia del día anterior, esta vez me sentí completamente desbordada de felicidad… en otros recitales me inunda una cosa así como eroticona y no puedo dejar de pensar, además de la música, en lo rico que es el huevón que tengo ahí cantando para mi (mmm… Reznor, Cabezas… Bon Jovi… pensaba esas cosas cuando vi a Bon Jovi?). ¿Será que lo erótico estaba justo apretándome por detrás? (ejem… imaginen lo que quieran). Pero esta vez fue una cosa… eeeh… si me apuran el cliché… mmm… sublime. Yorke era mi amigo y también lo eran el gordo con bajón de presión, la mina que me metía el moño a los ojos, el loco con chaleco que me picaba y todos los que estaban ahí.

Todos los temas me parecieron increíbles… a veces, a penas podía abrir los ojos de lo extasiados que estaban mis oídos. Solo quiero destacar dos temas: Idioteque porque nunca fue un tema que me gustara mucho, pero esta vez fue para mi como cuando la rata de ratatouille junta queso y frutilla en su boca y explotan los fuegos artificiales… esta canción juntó en mis oídos lo electrónico más pop con una oscuridad de palabra casi invisible y unas luces como para dejar epiléptico a Feliciano. El segundo tema: exit music for a film… este tema me dejó completamente muda cuando, hacia el final, Yorke dice: we hope that you choke… that you chooooke y antes de terminar de decir chouu___ , hace una pausa pequeña como si el sofoco fuera real y remarca la k… ay, ese sonido me dio como un disparo en el corazón.

Creo que es el mejor concierto al que he ido y me ha costado volver a escuchar música… podrán imaginarse el shok que fue para mi subirme al taxi después del concierto y escuchar a McHammer.


En fin… todo lindo precioso. Solo algo me hizo falta… poder hacerle mi pregunta a Yorke.


¿Y si hacemos un grupo en Facebook pa que vengan otra vez?... je.


PD: sorry a todos los que me soportaron esos días, especialmente a Mariano y a mi jefecita.

PD2: ¿Cómo puede haber gente a la que no le guste RH? Mi lado fascista aflora... es que no lo puedo entender.


radiohead me tiene peor

17/3/09



Anoche dormí pésimo por culpa de Radiohead. Hace días que el 26 y el 27 de marzo me provocan cierta preocupante ansiedad.
Partamos con que cambió el lugar… del pelolais San Carlos a la flaite pista del Nacional… eso me gusta, pero me asusta porque pienso en las negociaciones oscuras tras el cambio, en que se van a vender más entradas, en que se va a escuchar aun peor. Y tengo que ponerme de acuerdo con mucha gente para ir ¿y si no quieren ir conmigo hasta adelante? ¿y si se avergüenzan de mi actitud teenager? Además, tengo que pedir permiso en mi pega para desaparecer, pero resulta que mi jefecita linda preciosa también va… ¿cómo puedo, entonces, justificar que el viernes quiero trabajar prácticamente nada?
Veo comentarios de Radiohead en México y parece que estuvo chido, pero pienso que algo va a pasar y no llegarán a Chile que es el último destino de la gira… como DEVO, que no pudieron sacar sus instrumentos de Río de Janeiro y me hicieron perder $15000. Entremedio, pienso que mis entradas supergoldenvipespialidosas pueden haber desaparecido de mi caja de las cosas importantes y termino revisándolas dos veces al día… AAAAAAAH! y tengo sueños, pesadillas más bien… porque las entradas para el 26 las compré por internet y aun no las voy a buscar, entonces sueño que llega el día del concierto, voy feliz con la Isa en el chanchomovil (sí, el Lada verde y de buenos sentimientos) y, llegando al nacional, veo que nunca fui a buscar las entradas a Ripley… horror!!! Y buscamos algún Ripley abierto y nada… y me pierdo el concierto. Así y todo hoy no me hice el tiempo para ir.
Mal, mal. Hoy iba escuchando Weird Fishes en la 212 (mi nueva 670) y todo parecía una animación stop motion… yo arriba de una micro voladora y, alrededor, miles de conejos con ruedas en los pies… un río de botones… it’s all about the worms… me emociono hasta la lágrimas… why should i stay here? me bajo cuatro cuadras antes de lo deseable. Tengo que caminar con el notebook a cuestas evitando que mi imaginación siga retrasándome… pero no puedo dejar de pensar como una groupie de Luis Miguel sin sentido de la vergüenza: imagino que el mar de pelotudos escuchando el concierto se abre y Thom me pide que suba , hay un silencio profundo y él me dice al oído esas cosas bellas que salen de su boca (forget about your house of cards o cut your kids in half o stop whispering start shouting o your skin makes me cry... en fin).

Ya sé que no estoy en edad ni en condiciones intelectuales para pensar cosas así, pero las pienso inevitablemente y ni siquiera me da vergüenza confesarlo… sé que es momentáneo, Radiohead me tiene mal.

¿Quién me acompaña al Hyatt con una pancarta en la mano?


AGUAS! AGUAS! Y AHORA VEO QUE EN MEXICO NO TOCARON LOS MISMOS TEMAS EN CADA CONCIERTO... POR EJEMPLO, EN EL SEGUNDO CONCIERTO TOCARON CREEP Y EN EL PRIMERO NO... ESA CANCIÓN YA CASI NO LA TOCAN... CREO YO PQ ES DE LO MÁS TEENAGER QUE HAY... Y POR ESO MISMO ME GUSTA... QUE BUENO QUE VOY A LOS DOS CONCIERTOS... AY AY... I WISH I WAS SPECIAL... (I'M WEIRDO... I KNOW).
IBA A PONER UNO DE LOS VIDEOS DEL RECITAL EN MX, PERO LA VERDAD ES QUE ESOS VIDEOS ASUSTAN Y QUITAN GANAS... AYER ME SAQUÉ LA CHUCHA ESCUCHANDO READIOHEAD... POR FAVOR, QUE LLEGUE LUEGO EL JUEVES.

di art of lusing

10/3/09


Una amiga muy querida me dijo que escribiera sobre lo que se siente cuando se pierden las cosas. Suelen perdérseme cosas, pero lo supero. Cosas valiosas que he perdido: varios anillos, el teléfono del tipo que me estaba haciendo el tatuaje que está debajo de la lechuga, el carnet, la redbanc (dentro del cajero…), pantalones, cumpleaños, fechas importantes, conciertos, películas.

Al principio me da rabia porque siempre se pierden estas cosas por mi falta de atención, mi falta de orden, mi desgano y mi apatía… o sea, siempre es culpa mía, pero –como dije- lo supero.

O sea, no me importa perder… perder cosas. Me he acostumbrado.

Perder un sentimiento quizás sea distinto (pienso y recuerdo)… aunque quizás no. He perdido sentimiento profundos, felices, apasionados; un día despierto y ya no están ahí. En su lugar, la falta de orden, el desgano, la apatía. Y me he acostumbrado.

¿Será que me he entrenado? Claro, y no es que no se sufra, sino que tienes una convicción enraizada que te dice que todo es reemplazable, intercambiable, prescindible. Porque cuando perdiste ese anillo que tanto te gustaba, luego encontraste otro que te gustó más… y mi amiga (a través de E. Bishop) tiene razón: the art of losing isn’t hard to master, es cosa de practicar.

Porque a Bishop tampoco le importa perder (eso creo yo, o no?) y a mi amiga tampoco (o no?).

Ahora, perder una batalla es otra cosa… y no sé si a Bishop, pero a mi amiga seguramente no le da igual perder batallas. Una cosa es perder tu licencia de conducir, otra muy distinta es que no pases la prueba y no te den licencia.

Eso sí me altera… que rabia ser el que pierde. Por eso, antes de saber que llegué segunda, prefiero olvidar el camino, olvidar los puntos cardinales y cambiar de los 100 metros planos a la carrera con obstáculos.

No soy buena perdedora.


Un arte (E. Bishop)

El arte de perder no es difícil de dominar
Tantas cosas parecen concebidas con el propósito
de perderse que su pérdida no es desastre.

Pierde algo cada día. Acepta el fastidio
de las llaves perdidas, la hora malgastada.
El arte de perder no es difícil de dominar.

Practica luego perdiendo mejor, perdiendo más rápido
lugares, y nombres, y la escala siguiente
de tu viaje. Nada de esto traerá un desastre.

Perdí el reloj de mi madre. Y mira: la última
o penúltima de mis tres casas se fue.
El arte de perder no es difícil de dominar.

Perdí dos ciudades encantadoras. Y un reino
inmenso que fue mío, dos ríos, un continente.
Los perdí, pero no fue un desastre.

Incluso al perderte a ti (la voz burlona, un gesto
que amaba) no debí mentir. Es evidente
que el arte de perder no es demasiado difícil de dominar
aunque pueda parecer (escríbelo) un desastre.